Empowerment es una filosofía que puede aplicarse a las organizaciones y que consiste en delegar poder y responsabilidad a los empleados para lograr que se encuentren más motivados y comprometidos.

Es un proceso por medio del cual se puede maximizar la utilización de las diversas capacidades, destrezas, habilidades y competencias del capital humano de la empresa.

Sin Empowerment

  • El puesto de trabajo pertenece a la organización.
  • El empleado solo recibe órdenes, no se valoran sus ideas y sus aportaciones.
  • No se escucha la opinión del empleado.
  • Su puesto de trabajo es diferente a lo que el empleado como persona es.

Con Empowerment

  • El puesto de trabajo pertenece a cada persona.
  • La persona tiene la responsabilidad, no el jefe o el supervisor, u otro departamento.
  • Da lugar a equipos de trabajo motivados.
  • Los empleados tienen y sienten un verdadero apoyo.
  • El empleado sabe que se escucha lo que dice.
  • Los puestos generan valor, debido a la persona que esta en ellos.

Estos son unos pasos básicos para iniciar el proceso de implementación:

  • Tener claro cual es el punto de partida y los recursos disponibles, conocer la metodología, la jerarquía, la toma de decisiones, resistencia al cambio,etc… existentes en la empresa.
  • Analizar al personal, descubrir qué pueden ofrecer, qué les gusta y en qué son buenos. El objetivo es aprovechar al máximo las habilidades y experiencias del equipo y utilizarlo con mayor regularidad y eficacia. Crea mecanismos de ayuda y confianza para todos los colaboradores. Antes de delegar poder, es necesario conocer a las personas. Este paso es necesario para poder asignar roles y responsabilidades por departamentos que propicien un ambiente de respeto y compromiso con el trabajo.
  • Redactar los objetivos. Éstos deben ser específicos para la persona y para la tarea con que se relaciona. Objetivos SMART
  • El intercambio de información y la comunicación, deben ser la bases de la relación entre el superior y el subordinado
  • Trabajar la adaptación al cambio. Es imprescindible formar, mediante un aprendizaje continuo, a los empleados para el momento del cambio, dándoles oportunidades para que puedan aportar ideas innovadoras que generen valor a la empresa.
  • Plantear los errores como oportunidades para aumentar el rendimiento. Al fin y al cabo empoderar es facultar: conceder permiso para asumir nuevos retos pero también para correr riesgos, cometer errores y cuestionar la forma de trabajar bajo la única limitación de la responsabilidad y el respeto mutuo

.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s