¿Para qué sirven las huelgas?

¿Para qué sirven las huelgas?

La huelga es una forma de protesta en la que sus participantes o miembros se abstienen de realizar la actividad que realizan normalmente en perjuicio de aquellos a los que dirigen sus reivindicaciones o sus quejas. El tipo más importante y extendido es la huelga laboral o paro que es la suspensión colectiva de su actividad por parte de los trabajadores con el fin de reivindicar mejoras en las condiciones de trabajo o manifestarse contra recortes en los derechos sociales; según la Organización Internacional del Trabajo, es uno de los medios legítimos fundamentales de que disponen los ciudadanos y específicamente los trabajadores (a través del movimiento sindical y las organizaciones sindicales) para la promoción y defensa de sus intereses económicos y sociales.

La huelga general es la forma más visible que tiene la sociedad para protestar, es la forma que tiene la ciudadanía de hacerse visible y demostrar su grado de disconformidad con las leyes, sólo con una huelga general se consigue una visibilidad que no otorga ningún otro movimiento social, tanto por su repercusión mediática como por su repercusión social.

Hay muchas personas que por estar en paro, por miedo al despido, por su situación laboral precaria, no se pueden sumar a ella.

Los principales sectores soberanistas catalanes y sindicatos han llamado a participar este martes 3 de octubre en un ‘paro de país’ – una huelga- con el que se pretende protestar por la respuesta de la Guardia Civil y la Policía Nacional a la votación del referéndum del 1-O.

Esta no será una huelga general, sinó que es “una gran movilización” ante la “desproporción” de la actuación de ayer de la Policía Nacional y la Guardia Civil.
Si necesitáis más información para adherirse o no a la huelga, solo hace falta ver

http://www.lavanguardia.com/politica/20171001/431704301221/marta-torrejillas-dedos-tetas-policia-nacional-referendum-1-o.html

http://www.ccma.cat/324/laccio-de-la-policia-espanyola-l1-o-en-imatges/noticia/2812128/

http://www.elperiodico.com/es/politica/20171002/prensa-internacional-destaca-represion-policial-referendum-cataluna-6325512

Anuncios

Los jefes, no despiden personas, despiden actitudes.

Los jefes, no despiden personas, despiden actitudes.

Los criterios de selección están cambiando, y las empresas, que anteriormente reclutaban a sus futuros trabajadores basándose en excelentes expedientes académicos, formación postgrado y cursos complementarios de especialización han sufrido las consecuencias de este tipo de selección: a menudo se encuentran con trabajadores que cumplen con su trabajo, pero egocéntricos, poco colaboradores o nada dispuestos a trabajar en equipo, dándose cuenta de que un buen resultado académico no siempre es una garantía de un buen desempeño global de los candidatos en el puesto de trabajo.
Cada vez más el ambiente de trabajo empieza a ser una variable significativa a tener en cuenta, no sólo en términos de rendimiento o productividad, sino también como factor influyente en el grado de satisfacción. Y es que el clima laboral, cuando es sano, se convierte en un sueldo emocional tan válido como el económico.

El objetivo principal de la selección del personal es buscar al candidato idóneo para la empresa y esto implica una doble vertiente, que sepa realizar su trabajo, es decir, que tenga los conocimientos y la formación necesarios para desempeñar el puesto, pero también, que encaje en la organización, que tenga competencias personales como habilidades sociales, empatía, asertividad… Como complemento a las primeras.
Estudios recientes han demostrado que las competencias interpersonales como complemento de las competencias técnicas permiten un mayor nivel de productividad y satisfacción en las empresas, y en general en la vida diaria. Este dato, cobra especial relevancia, máxime cuando el 80% de los conflictos de las empresas actuales se producen por problemas de comunicación.

Mientras que la mayoría de los trabajadores no dan en absoluto problemas, se llevan bien con los demás y hacen su trabajo eficientemente, los “trabajadores conflictivos” rompen el ritmo de trabajo, hacen difícil la comunicación entre todos, incomodan a otros compañeros y superiores o simplemente resisten de modo pasivo; tienen actitudes que irritan a todos y con nada están a gusto.
Tienen un problema crónico de poner reclamaciones absolutamente por todo, expresar puntos de vista negativos o presentan un comportamiento problemático en sus relaciones con los demás. El trabajador conflictivo, es el que dice siempre “sí” y hace lo que quiere o el que siempre dice “no” por sistema; el que no acepta la autoridad; el que no quiere asumir responsabilidades; el que siempre tiene una excusa preparada; el que siempre encuentra un motivo para faltar al trabajo o no llegar a la hora; el que sólo cree que tiene derechos y que todo le pertenece, pero no está dispuesto a dar nada de su parte; el que tiene actitudes arrogantes, presuntuosas, soberbias e impertinentes y comportamientos que tratan de desprestigiar y desacreditar a sus compañeros y superiores…

Personalmente pienso que alguien que sólo fabrica problemas, que con su actitud negativa mina la moral de todo el grupo, difícilmente es reciclable. Por lealtad a la empresa, a los que sí trabajan bien, a los que quieren trabajar en un entorno positivo y con buen ambiente y además colaboran en ello, por coherencia y respeto a la enorme cantidad de gente que quiere trabajar con calidad de vida laboral, los jefes deben atreverse a actuar decididamente ante estos personajes, y todos debemos respaldarles para que así lo hagan. Por el bienestar y el futuro de la mayoría hay que animarles para que no se vengan abajo ni permitan que estos trabajadores inapropiados les influyan negativamente en su capacidad de liderazgo, alejándoles de un estilo de dirección óptimo.

En el contexto actual, las empresas deben ser “inteligentes”, ágiles y dispuestas al cambio continuo, y sus miembros deben acompañarles en este proceso, por lo que deben poseer estas habilidades demandadas o quedarán excluidas del mercado competitivo en un corto periodo de tiempo.

 

Llamada, whatsapp o email, ¿cuál es la mejor forma de comunicarte?

Llamada, whatsapp o email, ¿cuál es la mejor forma de comunicarte?

Seguramente todos conocemos a alguien que se queje de recibir muchas llamadas y no poder trabajar, de tener acumulación de whatsapps, etc… obviamente, si gestionamos bien nuestra entrada de comunicación seremos más eficientes, pero el motivo de este post es crear una reglas de comunicación.

En el trabajo no todo es urgente, no todo es para ahora… y si es así… falta planificación y gestión… en este blog encontrarás posts que te ayudarán.
La vía de comunicación no viene determinada por el tipo de negocio que se esté haciendo, sino más bien por la urgencia

Vamos a analizar las 3 comunicaciones.
La llamada:
• Es el método más antigua
• El que permite la respuesta más rápida
• Pero aunque se haga con manos libres, ocupa tiempo al emisor y sobretodo, invade el tiempo del receptor.
El whatsapp:
• Es el método más nuevo
• Pueden surgir problemas por errores de escritura
• Te permite saber si te están contestando o si se ha enviado / recibido
El email
• Permite una respuesta más completa que las anteriores
• La acumulación de emails, puede hacer que sea un método lento
• Es el método que deja mejor registro de la acción
• Tiene opciones como la de “ muy importante” o poner el asunto en mayúsculas, para hacerlo más visible

Así que, a mi entender:
Si necesitas la respuesta de forma inmediata, mejor llama.
Si necesitas la respuesta en las próximas horas, pasa un whatsapp.
Si no necesitas la respuesta hoy, envía un email.
Si conseguimos que nuestro entorno y nosotros mismos, sigamos estás pautas, nuestra comunicación será mucho más llevadera y efectiva

La rebaja del IRPF beneficiará a unos 2,8 millones de mileuristas

La rebaja del IRPF beneficiará a unos 2,8 millones de mileuristas

Unos 2,8 millones de contribuyentes se verán beneficiados por la rebaja del impuesto de la renta (IRPF) acordada por Ciudadanos (C’s) y el Ministerio de Hacienda que eximirá a los salarios de hasta 14.000 euros al año de tributar; y rebajará la factura de los de entre 14.001 hasta 17.500 euros. En la actualidad están eximidos de presentar la declaración de la renta quienes ganan hasta 12.000 euros al año.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que se trata de cantidades brutas, es decir, 14000 euros anuales. Si tenemos un salario neto de 1.000 euros mensuales, repartidos en catorce pagas, nuestro bruto anual puede rondar alrededor de los 18.000 euros, por lo que podemos despedirnos de cualquier rebaja de IRPF.

¿A quién beneficiará más esta rebaja? Lógicamente a aquellos que pagaban más de IRPF, los solteros que no tienen hijos a su cargo, a los que les correspondía una retención aproximada de un 6% según la calculadora de IRPF de la Agencia Tributaria, algo más de 840 euros anuales que ahora pasarán a su bolsillo.
En el caso del mismo trabajador, pero que tenga dos hijos a su cargo, computados al 50% con su pareja, la retención de IRPF practicada era algo más del 2,2%, por lo que anualmente tendrá algo más de 310 euros en su bolsillo. Los más beneficiados en este caso serán aquellos que más están pagando de IRPF, aunque falta por conocer cómo se va a aplicar.

Por último puede darse el caso de un trabajador con una base de cotización de 2.000 euros, pero que sólo trabaje seis meses al año. En este caso también se verían beneficiados por esta rebaja, siempre que no tengan otro trabajo durante el resto del año o cobren otras prestaciones. Hay que recordar que los 14.000 euros es el límite anual, por lo que si tenemos dos pagadores, uno de 12.000 y otro de 4.000, por ejemplo del desempleo, se superará dicha cantida

¿Hay más rebajas?
Sí y para muchas familias serán más importantes que el famoso mínimo de los 14.000 euros. Junto con esta medida, se ha aprobado un aumento de la deducción por discapacidad y una ampliación de la de natalidad. También habrá una nueva deducción por atención a familiares en determinadas circunstancias. En total, sumando el coste de todas las medidas, hablamos de 2.000 millones de euros que los contribuyentes se ahorrarán el próximo año, si cumplen los diferentes requisitos.

¡Cobra tu cheque!

¡Cobra tu cheque!

Cada día tienes 24h de tiempo para dar tu máximo rendimiento, ¿ lo haces ? Porqué hay gente que solo yendo a su empleo de 40h no llega a más y por el contrario, otros pueden trabajar, estudiar, hacer deporte, vida familiar, etc y no se despeinan. Pues aquí tienes unos consejos para ser del segundo tipo de personas:

1) Levántate temprano. Empezar a trabajar antes es una gran técnica para aprovechar mejor el día. Si eres de los primeros en llegar a tu lugar de trabajo podrás comenzar tu jornada con menos distracciones (saludos innecesariamente largos, llamadas telefónicas inoportunas, entre otras), lo que te permitirá concentrarte en lo que necesitas hacer.
2) Reducir la pausa para el café. El descanso para el café y los almuerzos de dos horas acaban descompensando la carga de trabajo entre los compañeros. Lo ideal sería un solo descanso para comer, de una media hora y tomar el café en el mismo puesto de trabajo para aumentar la productividad y no alargar las jornadas. En muchas ocasiones, el café se convierte en un ritual negativo que implica una pérdida de tiempo y de concentración en las tareas que se estaban realizando
3) Aprende a decir que no. Aunque suene lógico, un gran secreto para concentrarte en lo realmente importante es desatender las tareas intrascendentes. Si no aprendes a decir que no, es muy probable que tu agenda se llene de temas que quitan mucho tiempo y generan pocos beneficios para la empresa y para ti. Enfócate en lo importante
4) ¿Necesitas estar siempre disponible? Las tecnologías de comunicación -léase correo electrónico, messenger, smartphone, redes sociales y buzón telefónico- son muy útiles si sabes administrarlas correctamente. Pero ojo, pueden transformarse en los peores enemigos de tu eficiencia.
5) Define horarios para comer, dormir y ejercitarte. ¡Y cúmplelos ¡
6) Elimina decisiones triviales como qué ropa ponerte. Define un uniforme de moda y úsalo diariamente. Esta estrategia ha sido usada por personajes como Hillary Clinton, Barack Obama, Mark Zuckerberg y Steve Jobs

¡Ahorra imprimiendo!

¡Ahorra imprimiendo!

Aunque parezca una contradicción, ¡SÍ! Se puede ahorrar imprimiendo. Voy a dar unos consejos para conseguirlo: (iremos del más simple, al más …de nivel experto en economía o ecología de empresa )

1) El primero, es el más básico, por favor, solo imprime lo necesario.
2) Si puedes, imprime por las 2 caras del papel.
3) Elimina del documento todo lo que realmente no necesites.
4) Puede parecer una obviedad, pero podemos ahorrar mucha tinta configurando por defecto todas nuestras impresiones en blanco y negro (en escala de grises).
5) Revisar el texto para evitar reimpresiones. Antes de mandar un documento a imprimir, el primer paso es asegurarse de que todo está correcto. De esta forma se evita tener que imprimir de nuevo (con el consiguiente gasto extra de papel y tinta), porque había un error en el texto o la maquetación no es la adecuada.
6) No todas las fuentes gastan lo mismo y dependiendo de cuál escojamos para el texto de nuestros documentos podemos ahorrar tinta, o gastar más de la cuenta. Por ejemplo, Arial es una de las fuentes más utilizas en todo el planeta y también es de las que más gasta. Como alternativa, podemos usar Times New Roman, Calibri o Century Gothic, que son fuentes que gastan menos tinta.
7) si los documentos que tienes que imprimir son importantes, mejor no escatimar en tinta, pero si no es así, tampoco hace falta imprimir con la máxima calidad, porque eso significa gastar más tinta. Puedes ahorrar tinta utilizando los modos de impresión rápida o modo borrador que incluyen la enorme mayoría de impresoras. La calidad de los textos se reduce (en ocasiones ni se aprecia) pero no sólo se ahorra, sino que además se imprime más rápido.
8) Utilizar programas específicos como InkSaver o EcoPrint2 que sirven de intermediarios con la impresora y permiten elegir el porcentaje de tinta que se quiere ahorrar en cada impresión y asegurando la máxima calidad final posible.

Cabe recordar que La tinta es cara, muy cara, podríamos tratarla como sangre de unicornio o algo así. Los cartuchos originales en ocasiones salen más caros que la propia impresora, aunque siempre podemos tirar de compatibles (si los hubiese) o de sistemas de impresión continuos.

Aparte del ahorro económico, un menor gasto se traduce en menor producción de productos con algún componente contaminante como lo son las tintas y aunque a día de hoy son más respetables con el medio ambiente, una menor utilización ayudará mucho más a preservar el ecosistema.

Por último, y ya sin tener nada que ver con el uso:
9) invertir tiempo en el mantenimiento de la impresora, haciendo revisiones de calibración y alineación para evitar copias de más y limpiar los cabezales de forma regular en las impresoras de inyección de tinta.
10) Invertir tiempo en buscar una impresora en el mercado que nos garantice el mínimo consumo.

Kilian Jornet

Kilian Jornet

Para alguien que ya ha ganado todas las carreras y roto todos récords… Vale la pena recordar que ha sido varias veces campeón del mundo de esquí de montaña, de carreras de montaña, de Skyrunning….Puede que parezca difícil encontrar una nueva motivación. Desde 2012, el objetivo de Kílian ha sido su proyecto personal, llamado ‘Las Cimas de Mi Vida’ (‘Summits of My Life’). La aventura de cuatro años se enfoca en batir los récords de velocidad a la hora de subir algunos de los picos más conocidos e impresionantes del mundo como Mont Blanc, Cervino, Monte McKinley (Denali), Aconcagua, Elbrús y la cima del mundo, el Monte Everest.

Esta semana ha vuelto a explorar con éxito los límites del ser humano. Jornet ha conquistado la cima del Everest, la cima del mundo (8.848 metros), sin la ayuda de oxígeno artificial ni cuerdas fijas, y sin la compañía de sherpas, en una expedición minimalista que le llevó desde el monasterio de Rongbuk (el último lugar habitado a los pies de la cara norte, a unos 5.100 metros de altura, y cerca del campo base, a 5.181m) a la cumbre, y de regreso al campo base avanzado (6.492m), en 38 horas: 26 del monasterio a la cima, el considerado fastest known time, el tiempo más rápido conocido, y otras 12 hasta al campo base avanzado.

Es un súper-hombre, no tiene límites, su lema es: Vivo persiguiendo y luchando por mis sueños.
Otras de sus frases que nos pueden servir de inspiración son:

  • “El sufrimiento es inherente al deporte, pero siempre es menor que la satisfacción del triunfo”.
  • “Dentro de 40 años no voy a acordarme si llegue el primero o el segundo, me acordare de las emociones que he sentido”.
  • “La presión debe convertirse en motivación positiva para poder rendir más”.
  • “¿Por qué corremos? Esa es la cuestión que nos plantean aquellas personas que no corren, pero sobre todo es lo que nos preguntamos nosotros mismos todas las noches antes de dormirnos”.
  • “A veces me he equivocado de camino, pero he aprendido que no sirve de nada lamentarse: tendré que asumir el error y recuperar ese tiempo perdido en la carrera.”
  • “Si no te cuesta conseguir algo, no lo disfrutas igual”.
  • “En el fondo, en la vida sólo nos queda lo vivido, lo que recordamos para volver a emocionarnos reviviéndolo, y no importa si en algún momento se deformó.
  • “El secreto no está en las piernas, sino en la fuerza de salir a correr cuando llueve, hace viento y nieva; cuando los relámpagos prenden los árboles al pasar por su lado; cuando las bolas de nieve o las piedras de hielo te golpean las piernas y el cuerpo desnudo contra la tormenta y te hacen llorar y, para proseguir, debes enjuagarte las lágrimas para poder ver las piedras, los muros o el cielo.”
  • “Y uno no puede morirse sin haberlo dado todo, sin romper a llorar por el dolor y las heridas, uno no puede abandonar.”
  • “En la montaña aprendes que eres muy pequeño, una piedra que baja o una tormenta te pueden eliminar del mapa, y eso me hace relativizar mucho las cosas y entender lo que es importante”.
  • “Si ya sabes que vas a ganar, esa no será una victoria que no te aporta nada”.
  • “En una carrera de 24 horas me puse a llorar a 20 kilómetros de la meta. Iba tan cansado que era para distraerme imaginé lo que sentiría al cruzar la línea. Ganar fue menos emocionante”.
  • “No existe ninguna frontera, ningún límite, ahora no hay nada que pueda detenerme. Huelo el suelo, siento la hierba mojada, la primavera, olor a tierra fuerte, con un inconfundible aroma de vida. Soy feliz.”