Señales que indican que te van a despedir

Señales que indican que te van a despedir

Muchos trabajadores se preocupan por los errores que cometen y por la seguridad de sus puestos de trabajo. Pero, ¿cuáles son las señales reales de que estás a punto de ser despedido?
Averiguarlas podría remediar la situación, antes de que se tome la decisión final de despido por parte del responsable. Pero eso, dejaré unos indicios que podrían indicarte que estás en la rampa de salida. Eso sí, ahora no te vuelvas paranoico, solo porqué, un día, en una ocasión, alguien, etc… Hablaremos de situaciones de continuidad, no de casos puntuales, porque todo el mundo tiene un día malo.

1) Para mí, el síntoma principal que indica que puedes ser despedido, sería la falta de trabajo. Conozco a pocas personas que no se quejen de exceso de carga de trabajo, pero justamente debería preocuparnos lo contrario. Cuando uno pasa de ser una persona clave en un proyecto a ser alguien en segundo plano, o se reasigna su trabajo a otros empleados sin dar una explicación razonable y clara, o no se le consulta para tomar decisiones importantes o simplemente, deja de ser invitado a reuniones relevantes, es posible que empieces a ser una pieza prescindible.
2) Otro gran indicio sería un cambio de relación con tu jefe, a peor. Si el jefe se comporta de manera extraña, te interrumpe constantemente, retira el apoyo a las ideas que compartís, se muestra menos abierto, parece fastidiado constantemente, quizás no “todo está bien” y la situación, debería abrir tus ojos. Hablando del jefe, si este empieza a preguntar cosas sobre tu trabajo que hacía tiempo que no te preguntaba o si notas que se está produciendo un aumento del control de las tareas, posiblemente su fin sea la justificación del despido y asegurarse toda la información cuando ya no estés. ¿Cuándo hace que no recibes un elogio suyo?
3) La tercera pista es más obvia, sería cuando Se recibe una mala evaluación de desempeño, ligado al bajo rendimiento, tiene que crear un plan de defensa que redirija el camino hacia el objetivo que busca la empresa. En cambio, si obtiene una mala crítica, pero cree que lo está haciendo muy bien, hay una discrepancia que puede ser decisiva para los acontecimientos que se vayan a dar después.
4) Otra de las señales que indican que te van a prescindir de ti es la forma de actuar de tus compañeros. Cotilleos, cuchicheos, habladurías a tus espaldas…todo ello evidencia lo inevitable. Es horrible que el resto de la empresa sepa, antes que tú, que vas a ser despedida. Obviamente, si esto pasa dejarán de invitarte a salidas sociales.

A partir de aquí hay muchos otros indicadores como por ejemplo
5) Cuando se consulta a subordinados o “se te saltan” con cualquier excusa.
6) O si hay una nueva incorporación y eres el último en entérate.
7) Si directamente ponen a un nuevo director o responsable creando un puesto de trabajo hasta ahora inexistente, haciendo que relativamente estés en un escalafón inferior.
8) Las personas en buen estado en una empresa, a menudo, se les pide que actúen en nombre de la empresa en conferencias, como ponentes, asistentes etc. O que asistan a formaciones, programas de mejora, eventos benéficos, etc Si no es elegido para estas funciones, puede estar en problemas.
9) Si estás en un departamento en el que progresivamente va menguando el número de trabajadores
10) O si tus funciones cambian demasiado a menudo, quizás solo seas un parche temporal.

Por último os dejo con una frase “Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”. (Albert Einstein)

¿Un despido es un fracaso?

¿Un despido es un fracaso?

Si eres un trabajador aplicado, responsable, puntual y que cumple con los objetivos de la empresa y aun así sufres un despido, tienes que tomártelo con optimismo, quizá esa no era una empresa apropiada para ti.

Si en cambio, te despiden por incompetente, pues será el mejor momento para reflexionar y mejorar las aptitudes en tu carrera profesional. Te lo deberás tomar como una gran lección en la vida

Un despido es también un problema para la empresa: posiblemente hubo un error en recursos humanos que no supo ver un candidato a largo plazo y deberá buscar un sustituto al puesto que ocupaste, tarea nada fácil y con coste económico. También, por ejemplo, pudo haber un error en un superior que no tuvo la capacidad de motivarte lo suficiente para sacar partido de tus labores en la empresa.
Es importante que, en el momento que notifiquen tu despido, conozcas los motivos que impulsó a la empresa a tomar esa decisión. Las razones te ayudarán a comprender y a mejorar ciertos aspectos laborales, para poder mejorar tu situación en la siguiente empresa que te contrate.

Ante una recisión de contrato por parte de la empresa, la gran mayoría reaccionan de manera similar, empezando por culpar al mundo de su desgracia. Ya sea el jefe , el superior envidioso o el compañero competitivo, alguno será el responsable. A continuación comienza la crítica hacia uno mismo: no sirvo para nada, soy un fracasado y no le caigo bien a nadie… Estas reacciones típicas sólo nos debilitan. Si culpas al resto nunca aprenderás de tus errores y por lo tanto, nunca avanzarás. En cambio, si escoges machacarte a ti mismo acabarás con tu confianza y de nuevo te frenará un pavor incontrolable a volver a hacerlo mal.

¿Sabías que algunos de los grandes trabajadores fueron despedidos al menos una vez en la vida?
1) Steve Jobs Fue despedido de Apple debido a sus desavenencias con el director ejecutivo de la compañía John Sculley
2) Oprah Winfrey fue despedida como reportera porqué su perfil no encajaba en la televisión ya que se involucraba emocionalmente con las historias que relataba.
3) Walt Disney en 1919 trabajaba para un periódico, del cual fue echado porque “le faltaba imaginación y no tenía buenas ideas.

Son algunos de los muchos ejemplos que podría poner de personas, que después de un despido, supieron reponerse, reinventarse y que consiguieron triunfar. Y es que ya lo decía Dickens “Cada fracaso le enseña al hombre algo que necesitaba aprender”.

Para poder volver lo antes posible al mercado laboral habrá que saber dejar fluir las emociones, aceptar la situación, olvidarse de venganzas, dejar atrás recelos y malos rollos. Será momento de buscar de buscar el lado bueno, mirar hacia delante, buscar estar ocupado para no perder ritmo y sobretodo no olvidar apoyarse en los seres queridos. Ser positivo y actuar de esa manera, nos da la energía que necesitamos para superarnos, a nosotros mismos, a los objetivos y a los obstáculos que tengamos.
Y por último utilizar las recomendaciones más típicas, hacer un buen currículo, registrase en los portales de empleo, crear un perfil en linkedin y pedirle ayuda a tus amigos, compañeros de estudios o familiares, que puedan darte una mano en la busca de un empleo, siempre es buena idea.

Y es que un despido, no tiene por qué ser un final, quizás sea el principio de algo mejor.