El diagrama de Ishikawa, conocido también como causa-efecto o diagrama de espina de pez, es una forma de organizar y representar las diferentes teorias propuestas sobre las causas de un problema.
Nos permite, por tanto, representar gráficamente el conjunto de causas que dan lugar a una consecuencia, o bien el conjunto de factores y subfactores (en las “espinas”) que contribuyen a generar un efecto común (en la “cabeza” del diagrama).
La herramienta fue concebida por el licenciado en química japonés el Dr. Kaoru Ishikawa en el año 1943, quien fue un experto en el Control de Calidad.
El Dr. Kaoru Ishikawa comprobó que muchos de los problemas tienen cuatro categorías o espinas principales, las cuales son:
•    personas,
•    materiales,
•    maquinaria,
•    procesos (o métodos).
Estas cuatro cubren la gran mayoría de las categorías potenciales, sin embargo pueden existir algunas otras, que no puedan ser incluidas dentro de las ya mencionadas.

Pasos para la elaboración de un diagrama de causa-efecto
1.    Se debe concretar cuál va a ser el problema o “efecto” a solucionar o analizar. Esta irá a la cabeza del pescado.
2.    Reunir un equipo de personas adecuadas para el proceso
3.    Dibujar un  esqueleto de pescado es una zona muy amplía, la cabeza es el problema o efectos, mientras que en las  espinas  están  las causas.
4.    Identificar y escribir las categorías ( causa ) que consideremos apropiadas para nuestro problema. Podemos tomar como base las cuatro principales, y de ahí partir para la creación de nuevas categorías.
5.    Realizar una tormenta de ideas con el fin de proponer tantas causas principales  como sea posible, esto con el fin de no omitir alguna, y que pueda ser pasada por alto. Debemos de ir anotando las causas dentro de la categoría a la cual corresponda.
6.    Una vez que hemos identificado las causas principales procedemos a preguntarnos, ¿Por qué ha surgido determinada causa principal? Esto con el fin de identificar cuáles han sido las causas secundarias (subcausas – espinas ) que han provocado a las causas principales.
7.    Ya que hemos identificado tanto las causas principales como las causas secundarias procedemos a realizar un análisis detallado de cada una de ellas, para seleccionar aquellas causas que estamos en posibilidad de corregir de una manera inmediata, y asignar aquellas causas que se encuentran fuera de nuestras manos, a un responsable para su solución.

Sus aplicaciones son muy variadas, tal y como se pone de manifiesto a continuación.
•    Identificar las causas verdaderas, y no solamente sus síntomas, de una determinada situación y agruparlas por categorías.
•    Resumir todas aquellas relaciones entre las causas y efectos de un proceso.
•    Promover la mejora de los procesos.
•    Consolidar aquellas ideas de los miembros del equipo sobre determinadas actividades relacionadas con la calidad.
•    Favorecer también el pensamiento del equipo, lo que conllevará a una mayor aportación de ideas.
•    Obtener una visión más global y estructurada de una determinada situación ya que se ha realizado una identificación de un conjunto de factores básicos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s